Home Blog Una relación con Dios

Una relación con Dios

by admin

Una relación con Dios:
Este escrito lo hago suponiendo que los lectores son conocedores de Dios, la Iglesia, la
Doctrina. Aunque así sea, no sé si tu pero yo a veces suelo caer en dar por conocido muchos
recursos y que tengo por sabido mucho y no es así. En el caso de creerme que sé y no necesito
aprender estoy cayendo en un pecado llamado legalismo que es la actitud de los Fariseos y
Escribas que Jesús exhortaba.
Una de las situaciones que quiero nombrar es sobre poder estar livianos para poder estar con y
en Dios. Estamos pasando tiempos en los que la Iglesia es muy criticada ya que damos una
imagen santurrona, de que creemos saber mucho y que la Iglesia misma es un lugar para
santos.
Imagina un hospital. Te encuentras con personas en terapia intensiva, personas con
accidentes, entran y salen muchos por rutina. Otros son enfermos crónicos y necesitan ir cada
tres días y así puedo darte cientos de ejemplos. La Iglesia es lo mismo. Es un Hospital para
almas rotas, heridas. Algunas se curan, otras no. Los que no logran desarrollar una fortaleza
con la que ayudan a muchos. La Iglesia es un lugar de reflexión desde el amor.
Yo te pregunto. ¿Dios entregó a su hijo para amarnos? O ¿Por qué siempre nos amó entregó a
su hijo? Juan 3,16 nos responde. Dios amo tanto al mundo.
Sabiendo esto Dios es el primero que quiere comunicarse con nosotros.
Te voy a compartir errores para prevenirte. Son errores que he cometido yo. En un momento
cuando me encontré con Dios en un grupo carismático en una casa me sentí muy amado por
Dios y esas oraciones tan amorosas que hacían estas personas maravillosas. Me sentía muy
vacío ya que había salido de las drogas. Necesitaba llenar esos vacíos interiores. Tenía para ese
entonces 19 años y estando en confirmación en una parroquia todo era muy social.
Justamente sin juzgar como me enseñaban en el proceso para el sacramento necesitaba saber
si era real lo de la Biblia. Lo que los discípulos habían recibido. Si el Espíritu Santo era real y
demás ya que lo había leído. Lo que había leído ocurrió en esta casa y ahí mi vida fue diferente.
¿Mis errores? Son los que cometí luego. Caí en un fariseísmo creyendo que yo tenía la verdad y
quería cambiar a la gente. Comencé a pensar que el amor de Dios se ganaba con oración y
ayunos. Pensaba que el tiempo de oración era importante cuando en realidad es la calidad.
Oraba horas pensando que ganaría poder de Dios para mi servicio de predicación y cantante.
Estos errores parecen poca cosa pero no es así. Fue de gran estrés y angustia cuando sentía
dolor, tristeza a pesar de ser un hombre de fe y oración. ¿Realmente era un hombre de fe y
oración honesta? Por un lado al ser muy joven si lo era aunque estaba en graves errores
porque me enseñaron mal. Me frustraba ver a gente que se divorciaba , que se deprimía, que
se suicidaba y yo juzgué mis hermanos. Juzgué a mis hermanos. Hablo de hace más de 15 años
atrás y hoy luego de pasar yo por una depresión, enfermarme gravemente, haber sido un
estorbo para otros, cuando me dejó mi novia. El mundo se me destrozó.
Claro que mi dolor cambió y pasé por esto para comprender al otro.
Para comenzar una vida de oración es simple
1: Disponerte a tener un encuentro con Dios desde el Amor. Él te ama sin importar tu
situación, no necesitas ganarte el amor de Dios. Así se comienza. Él te ama de manera
profunda y tiene hambre de ti.

2: Puedes comenzar hablando como a un amigo. Aunque es tu amigo. También es Dios, es
Padre y Madre.
3: Ser honestos con Él. Dios no te juzga dile tus dramas, problemas, vacíos, dolor, abandono. Él
te entiende y está dispuesto a fortalecerte y a sacarte de las situaciones difíciles
Creo que con esto es suficiente por ahora. Te daré más escritos sobre este tema. Lo
importante es comenzar.
Dios te Bendiga mucho mi amigo/a y hermanos/as.
Luis Diego Islas (Laico consagrado, misionero y cantante)

You may also like

Leave a Comment

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy