Home Blog Montaña Rusa

Montaña Rusa

by admin

 

Este título representa justamente lo que hace este juego en nuestras emociones. Para los que no conocen la montaña rusa es un juego que se encuentra en parque de diversiones y se trata de subirse a un tren pequeño con dos asientos por carril. Es así como este tren pequeño con personas arriba sube por una especie de estructura con vías de tren solo que es una estructura en modo de montaña con subes y bajas, con muchos momentos donde inclusive el tren va volteando hacia abajo y es así que los cuerpos están cabeza abajo.

Titulé este mensaje así porque el otro día escuché atentamente a una hermana que se sentía como una montaña rusa. Describió esa montaña como las emociones incontrolables que estaba experimentando en ese momento. Entendía claramente que como mujer valiente hacía ya unos largos meses que dejó las drogas y por eso se sentí así.

Luego de esto pude reflexionar sobre mi vida y la de otros hermanos que se animan a hablar y los que no. ¿Sabes? ¡Yo también tengo días de montaña rusa! Son pensamientos negativos o muy positivos que disparan las emociones a fantasías irreales, recuerdos, dolencias internas, vacíos y hasta sensaciones de mucha tristeza y depresión.

Queridos amigo y hermanos. Todos en este momento de pandemia, encierro o confinamiento estamos pasando muchos problemas con las emociones. Aquí hay dos noticias. Una mala y otra buena. La mala es que no podemos hacer nada al respecto con estos sentimientos. La buena es que pasan y desaparecen. Para seguir adelante hay que tener aceptación.

En el Evangelio de Juan 20, 19ss dice que los discípulos estaban a puertas cerradas por miedo a los Judíos y sin embargo Jesús entro soplando y declarando paz sobre ellos.

Tu y yo habiendo conocido a Jesús resucitado tenemos miedos igual, malos momentos, situaciones que son otro tipo de pandemias. Divorcios, confusiones sexuales, compulsiones en la pornografía, recaídas en algún pecado pasado. Depresiones, tristezas, desconfianza. Aún en estas situaciones de confusión, de dolor el Señor te dice aún eres mi hijo, aún te amo, te abrazo y traspaso las puertas cerradas por tus temores.

Muchas veces voy a ser repetitivo con el tema del Amor de Dios que es nuevo cada día y que necesitamos de Él todo el tiempo. Nosotros podemos cambiar, podemos enfermar o sanar pero Dios nunca cambia.

Quiero animarte que como esta muchacha pasaba emociones confusas era porque venía lo mejor. Hoy la he visto y es una ahijada nueva a la que guío en su recuperación. Ella está llena de paz, amor y esperanza. Fue necesario el dolor y esta montaña rusa. Hermanos quiero animarlos a todo va a estar bien. Más allá de lo que decidan otro no te rajes, sigue adelante. Dios está por ti y por mí.

Dios te Bendiga mi hermano/a
Luis Diego Islas ( Músico, terapeuta y misionero consagrado)

You may also like

Leave a Comment

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy